El nivel 25

Ayer cumplí 26 años.

A pesar de que han pasado muchas cosas geniales desde hace un año, creo que los 25 han sido la edad más complicada de mi vida hasta el momento debido a la depresión.

Creo que no vale mucho la pena ahondar en los detalles del por qué comenzó todo; muchos de ustedes ya lo saben, y los que no, pueden preguntarlo de manera personal cuando gusten.

Todo empezó a finales de diciembre del año pasado. La última semana de diciembre pare ser exactos. Recuerdo que era mi última semana de vacaciones y me la pasé encerrado en el departamento haciendo dos cosas: dormir o llorar.

How are you? – Fine

Cuando tienes problemas con otra persona hay muchas opciones: puedes hablarlo y tratar de arreglarlo, puedes ignorar a la persona y al problema la mayor parte del tiempo o simplemente puedes alejarte para disminuir el conflicto y los sentimientos negativos pero, ¿qué hacer cuando tu enemigo eres tú mismo? ¿Qué hacer cuando tu cabeza te hace concebir una realidad distorcionada en la cuál no eres ni lo suficientemente bueno, ni valioso, ni amado, ni importante?

Depresión: no hay nada más insidioso que un desorden mental que engaña a hermosas y amables personas para que crean que no son valiosas

El punto de ruptura

Entre altibajos, los primeros meses podía controlar un poco lo que me pasaba y las crisis no era ni tan regulares ni tan fuertes como en los meses posteriores. De alguna forma, me las arreglaba para darme ánimos de ir a trabajar y cumplir con mis obligaciones. En junio, justo unos días antes de dar una plática en MagmaConf, llegué a un punto donde no pude más. Gracias a Davey Shafik, a quién conocí en un taller de Deis en Colima, me enteré de mhprompt que es una organización que busca crear conciencia sobre salud mental en las personas involucadras en las tecnologías de la información. Fue por primera vez que, al ver varias de las conferencias que miembros de mhprompt han impartido compartiendo sus experiencias, que me di cuenta que probablemente todo lo que sentía y me estaba pasando no era un hecho aislado y que podrían ser síntomas de algo más grande como podría ser un cuadro de depresión.

La ayuda

Después de haber impartido un par de conferencias en MagmaConf y Software Guru Conference and Expo, decidí recurrir a ayuda profesional. Por recomendación de Laura, conocí a la Psic. Ana Fuentes y a COSAME; una asociación civil ubicada en Colima cuyo objetivo es ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen una enfermedad mental y la de sus familiares. Después de casi cuatro meses de asistir, puedo decir que fue la mejor decisión que pude haber tomado. Es cierto, los días malos donde no encuentro motivación para comer o levantarme de la cama aún aparecen, pero cada vez son menos frecuentes. Aún hay mucho por trabajar, pero el saber que no estoy solo (aunque muchas veces así lo pensé) ayuda a seguir adelante.

La luz al final del mundo

Dentro de todo lo malo que esto ha traído a mi vida, creo que me he quedado con algunas cosas buenas que siendo la primera el desarrollo de empatía hacia las personas que han sufrido o están pasando por momentos difīciles debido a enfermedades mentales.

Gracias a todos los que han estado a mi lado en estos momentos tan difíciles y me han apoyado:

LauraKathyEdmundoYiziaLevhitaMomoSeleneMichelleArceKathiaMayraAnaNoraSandraKaren, entre muchísimos otros. Ya me encargaré de agradecerles personalmente a cada uno de ustedes 😊.

También quiero disculparme con mi familia y amigos por no haber estado ahí cuando me necesitaron, por alejarme y evitarlos, por haberles dicho cosas hirientes o reclamos infundados, por no haberlos felicitado por sus logros.

Es difícil preocuparte por otros cuando tú mismo te estás cayendo a pedazos. Lo siento. Me esforzaré para que no vuelva a pasar.

Gran final

Es curioso cómo todo tiende a regresar a su estado natural y, en las últimas semanas, las cosas han mejorado poco a poco: he conocido personas geniales (gracias por todo Class, Isis, Edith, CeciliaLariannee y Hope), nuevos lugares (Monterrey), he aprendido mucho sobre lo que en verdad soy y lo que en verdad quiero y eso hace más claro las decisiones que debo tomar y el camino a seguir.

Es cierto que mi vida está llena de incertidumbre y no sé que haré en los próximos meses, pero el futuro se ve alentador y sé que algo mejor está por venir.

Por el momento, sólo queda prepararse para el inicio del nivel 26

lvl26

Level up “26”. Yeah, madafakas!